Bayern München salió vencedor en el clásico alemán ante Borussia Dortmund y aseguró su Bundesliga número 31.

Arranca un nuevo Der Klassiker.

Un Bayern con ganas de terminar con la carrera por la Bundesliga, saltó al campo de juego de su estadio a verse las caras con un Borussia Dortmund repleto de bajas. Los bávaros pusieron su once de gala, mientras que, los negriamarillos recurrieron a incluir en su alineación inicial algunos jugadores que no han gozado de minutos en la temporada.

El partido arrancaría con ambos conjuntos buscando constantemente el arco rival, aunque Dortmund un poco más temeroso a la hora de defender debido a sus últimos malos resultados en el estadio de München. Por su parte, los de Nagelsmann harían especial énfasis en aprovechar los 2 vs 1 en bandas para desequilibrar con Gnabry y Coman.

Gnabry y Lewandowski cocinan el título bávaro.

Con apenas 15 minutos jugados, un centro de Kimmich era amortiguado por Goretzka para que Gnabry con toda tranquilidad controle el balón y con un remate de lleno marque un golazo para poner el 1-0. Una vez más, Bayern abre el marcador de manera prematura ante las dudas de un BVB que ve el Allianz Arena como una casa de los horrores.

Los de Marco Rose empezaron a lidiar con muchas dificultades tras verse abajo en el marcador, la intensidad bajó y el Bayern comenzó a hacerse amo y señor del partido. Erling Haaland tendría un mano a mano ante Manuel Neuer que desaprovechó tras definir de manera brusca y sin ningún tipo de potencia, dejando ir así una oportunidad de oro.

Los bávaros estuvieron a nada de castigar la falta de definición de las abejas con un nuevo gol de Gnabry, sin embargo, el tanto sería anulado por un fuera de lugar previo de Kingsley Coman. A pesar de que el VAR salvaría al Dortmund, los de Nagelsmann olieron la sangre y el miedo negriamarillo de inmediato.

Lewandowski, dueño de «Der Klassiker».

Solo tres minutos después, una mala salida de Zagadou y una posterior recuperación alta de Kimmich, derivaba en una asistencia para que Lewandowski marque el segundo por entre las piernas del guardameta Hitz. Incrementando así su gran historial como el máximo goleador de «Der Klassiker» con 27 goles en 26 partidos disputados.

El primer tiempo llegó a su fin con un Borussia Dortmund sin reacción, totalmente resignado y derrotado. El silbato terminó por lo menos por 15 minutos el sufrimiento aurinegro. El Bayern salió bien parado, siendo demoledor y consciente de su superioridad en el campo.

Can da vida al BVB.

Ante todo pronostico, Borussia Dortmund encontró muy temprano el descuento en el complemento. Con dos minutos jugados, Kimmich cometería una falta sobre Marco Reus dentro del área que sería decretada como pena máxima. Emre Can engañaría desde los 12 pasos a Neuer para recortar distancias.

Instantes después, un eufórico BVB estaría cerca de igualar el marcador con llegadas claras de Reus y Haaland. A partir de ese momento se vendrían varios minutos de locura en el partido, ocasiones claras en cada arco y una polémica falta de Hernández sobre Bellingham que para Daniel Siebert no fue penal.

Festejos de campeonato en München.

Las abejas continuarías buscando incesantemente el empate, pero la inusual falta de definición de Haaland privaría a su equipo de encontrar el segundo gol del partido. Nuevamente el desarrollo del partido castigaría los de Rose, Bayern si aprovecharía sus oportunidades y cerrarían el partido con un gol de Jamal Musiala en los minutos finales.

El encuentro terminaría y a pesar de que los dirigidos por Nagelsmann fueron mejores, el BVB terminó condenado tras no sacarle provecho a las ventajas otorgadas por los bávaros en la segunda parte. Los negriamarillos completan 8 partidos consecutivos sin vencer en «Der Klassiker».

Bayern hace oficial su coronación por décima ocasión consecutiva en la Bundesliga. Los bávaros se hacen con su liga número 31 y aumentan su aplastante hegemonía en el fútbol alemán. Borussia Dortmund cerrará la temporada en blanco y de completarse el traspaso de Haaland, el ariete noruego nunca habría vencido al Bayern en sus dos temporadas y media como negriamarillo.

Goles: 1-0, Gnabry (min 15′). 2-0, Lewandowski (min 34′). 2-1, Can (min 52′). 3-1, Musiala (min 83′).

Árbitro: Daniel Siebert.

Estadio: Allianz Arena.

Crónica realizada por: Daniel Marín Rios.

Instagram y Twitter @musxcars21.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: