El Crystal Palace se ha impuesto por 3-0 frente al Arsenal en Selhurst Park, por la trigesimoprimera jornada de la Premier League. En un encuentro donde los dirigidos por Patrick Vieira se emplearon con una mayor intensidad desde el primer instante y se terminaron imponiendo gracias al acierto de sus atacantes.

Inicio arrollador de los locales que no encontró respuesta gunner

El encuentro se inició con un Crystal Palace muy proactivo, que saltó al verde de Selhurst Park dispuesto a dominar a su oponente mediante la posesión del balón y una gran intensidad en los marcajes (tras pérdida). Como resultado de su enérgico inicio, los de Patrick Vieira conseguirían desarticular las intenciones de los visitantes de iniciar el juego desde su área con secuencias de pases elaboradas con una gran presión por parte de sus interiores, que permitirían a los azulgranas recuperar a una gran altura y elaborar sus acciones con mayor facilidad conectando con suma facilidad con los extremos. Sin embargo, el primer tanto de la noche se produciría en una acción a balón parado donde Gallagher bombeó una pelota al área contraria que Andersen peinó con facilidad frente a Tavares y Mateta enviaría a la red, en una acción deficientemente defendida por la zaga Gunner.

A raíz del 1-0, el conjunto local acentuó su plan de juego manteniendo la presión inicial sobre el contrario en un bloque alto y desplazando el esférico con una mayor verticalidad en una búsqueda feroz de los extremos, quienes estaban conduciendo el esférico a placer para encarar la meta defendida por un Ramsdale que evitó algún tanto. Aunque no podría evitar la anotación de Ayew, el cual lo encaró y lo superó con un poderoso zurdazo tras una notable acción colectiva donde Guéhi recuperó el balón en el segundo tercio de campo y se apoyó en Andersen, que desde el círculo central profirió un pase que únicamente la desmedida salida de Gabriel permitió que llegase al atacante ghanés. Después del 2-0, los eagles abogarían por retroceder sus líneas y defender más cerca de su portería, permitiendo al oponente llevar la iniciativa atesorando la pelota en la mitad de campo contrario, así como disponiendo de la posibilidad de lanzar a sus extremos permitiéndoles atacar los espacios que concedían los de Arteta, pero la soledad de la aventura individual haría ineficaz cualquier esfuerzo. Mientras tanto, los rojiblancos lograrían circunstancialmente concatenar alguna acción de peligro concluida en remate, alcanzando una mayor continuidad a través de la posesión.

LONDON, ENGLAND – APRIL 04: Odsonne Edouard of Palace in action during the Premier League match between Crystal Palace and Arsenal at Selhurst Park on April 04, 2022 in London, England. (Photo by Julian Finney/Getty Images)

Los de Arteta trataron de reaccionar en una noche aciaga

La segunda parte comenzó con un Arsenal decidido a dominar que a partir de la sustitución de Martinelli por un infausto Nuno Tavares, que supuso una alteración significativa en el esquema con la disposición de Xhaka como tercer central en una defensa de tres y de Saka como carrilero izquierdo. Por su parte, los Glaziers mantuvieron inicialmente una intensa presión sobre la salida de su adversario, si bien irían retrocediendo progresivamente y apostando por un planteamiento similar al del final del primer tiempo, agrupándose en un bloque bajo en campo propio contra un rival que por primera vez en el duelo generaba una verdadera sensación de dominio al apoderarse del esférico con mayor facilidad y rapidez y conseguir agolpar al Crystal Palace, que lo legaba todo al contraataque explotando el poderío de Zaha, más cerca de su portería acometiendo remates nítidos, donde el oportunismo defensivo de los de Patrick Vieira obstaculizó cualquier ofensiva.

En el último cuarto de hora de juego, una conducción sostenida de un soberbio Zaha propiciaría que Odegaard lo derribase en el área de Ramsdale tras una persecución de muchos metros donde varios jugadores acompañaron al marfileño, que no falló desde los once metros. A tenor del tercer tanto, los azulgranas comenzaron a desarmar las últimas trincheras ofensivas y se organizaron en los alrededores de su área con el propósito de resguardarse ante los últimos coletazos de un Arsenal malherido que languidecía como lo hacía el día en la capital inglesa sin ninguna aproximación relevante que acarrease un remate peligroso sobre la meta de Vicente Guaita.

Ficha Técnica

-Crystal Palace: Guaita- Clyne, Andersen, Guéhi, Mitchell- Kouyaté, Schlupp- Ayew, Gallagher, Zaha- Mateta.

-Arsenal: Ramsdale- Cedric, White, Gabriel, Nuno Tavares- Xhaka, Thomas- Saka, Odegaard, Smith Rowe- Lacazette.

-Goles: 1-0, min.16, Mateta. 2-0, min.24, Ayew. 3-0, min.74, Zaha.

-Paul Tierney amonestó a Thomas Partey (min.53) y Xhaka (min.77).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: