El jugador holandés estaba prácticamente descartado para el resto de la temporada. Según los informes médicos, el jugador podría regresar para el último encuentro de la temporada

Jeremie Frimpong cayó lesionado el pasado 13 de marzo durante el Derby frente al Köln junto a Florian Wirtz y tras las pruebas realizadas por los servicios médicos, el club determinó que ambos jugadores no volverían a vestir la camiseta del Bayer Leverkusen esta temporada. Pues bien, la situación con respecto al joven defensor a cambiado drásticamente después de que hoy saltara al campo y realizara entrenamiento individual con el preparador físico Daniel Jouvin.

El propio Gerardo Seoane se encargó de actualizar el estado de su futbolista: «El progreso es positivo. Estamos tratando de hacer que el jugador se ponga al día un poco más rápido y sería bueno que estuviese recuperado antes de las vacaciones aunque no se si será suficiente». El objetivo para Frimpong es que llegue al crucial partido frente al Freiburg de la última jornada de Bundesliga ya que si ambos conjuntos no fallan, se jugaría entrar en Champions en un choque a vida o muerte. Pese a un diagnóstico positivo, el técnico del Leverkusen mantiene la cautela ya que todavía se tiene que integrar con el grupo por lo que todavía quedan pasos por recortar.

Para este fin de semana frente al Eintracht, Seoane descartó de forma definitiva a Bellarabi al que no se le espera a un corto plazo y sembró la duda sobre Demirbay ya que sufrió una pequeña lesión en un dedo del pie ante el Gruther Fürth y su presencia frente a las Águilas se ha puesto muy en riesgo. La presencia del centrocampista germano es importantísima teniendo en cuenta el déficit de jugadores que padece el Bayer Leverkusen en este final de temporada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: