El Leeds de Jesse March ha recibido en Elland Road al Manchester City en la jornada 35 de la Premier League. Goleda contundente de los de Guardiola, que responden así a la victoria del Liverpool en Newcastle. Por su parte, la racha del Leeds de cuatro partidos imbatido finaliza y se queda cinco puntos por encima del descenso.

Victoria por inercia de un City que predicó un juego pragmático. Los cityzens se adelantaron por medio de un cabezazo de Rodri luego de un centro sensacional de Foden. El 4-4-2 naufragó en una primera parte sin apenas ocasiones. Pasada la media hora, el Leeds encontró algo de más claridad pero adoleció de la figura de un rematador. Tras el 0-2 a la salida de un córner, el City empequeñeció al Leeds, que ya no supo cómo hacerle daño. Gabriel Jesus (78′) y Fernandinho (93′) cerraron la goleada.

Un equipo ganador como el Manchester City debe acostumbrarse a lidiar con la presión. Sin ese componente de la gestión de lo emocional, habría sido imposible observar la trayectoria del último lustro de cityzens o del propio Liverpool. Los reds habían solventado su compromiso en Newcastle este mediodía, obligando a los de Guardiola a ganar en Elland Road.

No se las prometían felices los skyblues al comienzo de la contienda. Amodorrados, cedían posiciones ante el juego alegre de los whites. Un resbalón fatal de Cancelo, que no atraviesa precisamente por su mejor momento, le permitía a Rodrigo encarar la meta de Ederson. Para fortuna del City, Rodrigo no es Vinicius y Gundogan malograba el intento del carioca.

La primera oportunidad de los visitantes iba para la cazuela. Centro lateral en parado de Foden maravilloso que Rodri enviaba a las mallas tras imponerse en el duelo a Philips. Durante largas tramos del primer apartado, los ataques de ambos conjuntos apenas revestían peligro. Transcurrida más de media hora, solo se habían producido tres disparos.

El City adoptaba una actitud pragmática desde el gol, parecía predicar la ley del mínimo esfuerzo. El experimento del 4-4-2 no estaba dando los resultados esperados, pues el equipo no fluía al ser demasiado largo en fase ofensiva. Unido esto a las ausencias de Bernardo Silva y Kevin de Bruyne, se veía a unos cityzens demasiado mediocres. A pesar de ello, disponía del 0-2 en el 42′ con una pérdida incomprensible de Ayling. Struijk salía al rescate ante el remate de Gabriel Jesus, que ya había superado a Meslier.

Se pisó el acelerador y el cuento se acabó

Del 51 al 52′ los atacantes del Manchester City hacían más en el registro ofensivo que en casi toda la primera parte. Dos jugadas en la que estaban implicados Sterling, Grealish y Gabriel Jesus. Dos minutos después llegaba el segundo por medio de Ake en un balón parado. El neerlandés recogía el cabezazo de Ruben Dias a la salida de un córner. Es lo que puede pasar con gran probabilidad cuando se enfrentan el mejor balón parado de la liga (número de goles producidos) contra el peor (el que más ha encajado en este registro).

Sin que tampoco fuese un encuentro brillante de su parte, el 0-2 suponía una dura losa para los intereses del Leeds. Ya apenas quedaban rescoldos de ese fuego que había mostrado el equipo de Yorkshire a finales de la primera mitad. Acostumbrados a la exigencia absoluta, la presión tras pérdida del City mejoraba considerablemente respecto a la efectuada en la primera parte. Ni Gerhardt, Rodrigo ni Harrison estaban generando prácticamente nada.

No menciono aquí a Raphinha. El paulista era el único que parecía saber cómo hacer daño al engranaje de Guardiola. En el 71′ se sacaba una jugada individual del que solo él es capaz en el Leeds, la más peligrosa del partido. Una diagonal y dos recortes que eran evitados finalmente por un providencial Laporte.

El cuadro skyblue encontraba la sentencia seis minutos después. Foden se ponía de nuevo el traje de asistente para entregarle el gol en bandeja a Gabriel Jesus. El inglés conducía hacia dentro desde el cuadrado derecho y el brasileño no marraba el mano a mano posterior frente al guardameta white.

Condenado ya a la nada, el Leeds empezaba a ser zarandeado por el City. Todavía habría lugar para un gol más. Fernandinho fusilaba a Meslier desde la frontal con un trallazo imparable. Así llegaba su 26° victoria de la temporada en Premier. Cuatro más necesitarán si tampoco pincha el Liverpool para alzar su cuarta liga en los últimos cinco años.

Ficha Técnica

Leeds: Meslier – Alyling, Struijk, Cooper, Junior Firpo – Koch, Dallas, Kalvin Philips – Raphinha, Harrison, Rodrigo

Manchester City: Ederson – Cancelo, Ruben Dias, Laporte, Ake – Rodri, Gundogan – Grealish, Foden, Sterling – Gabriel Jesus

Paul Tierney amonestó a Junior Firpo (7′), Grealish (14′) y Cancelo (67′)

Goles:

0-1 (13′ Rodri)

0-2 (54′ Aké)

0-3 (78′ Gabriel Jesus)

0-4 (90′ Fernandinho)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: