El Real Oviedo es 10° en la LigaSmartbank con 41 puntos y está a 5 puntos del ascenso con 9 victorias, 14 empates y 7 derrotas está temporada. Siendo el único de los 10 primeros que no alcanza las 10 victorias y el 5° con más empates detrás de Lugo y Zaragoza, empatado con Fuenlabrada y Amorebieta (todos equipos por debajo suyo en la tabla). Estos datos dan pie a un análisis general e individual del Real Oviedo.

Análisis general:

Hay que analizar 2 puntos en la dirección general: el equipo «sin entrenador» y «con entrenador», pues la situación cambia de manera notable para los jugadores carbayones. Analizando los jugadores, hay un gran grupo, con un «efecto piña» que es muy notable a la hora de entrenar, concentrarse y jugar; donde podemos llegar a ver incluso complicidad entre distintos grupos y parejas como es el caso de los canteranos (Borja Sánchez, Viti, Jimmy y Javi Mier) o de la dupla Costas-Bastón, pero también vemos jugadores que no terminan de encajar con el grupo por mucho que se esfuerza el club en mostrar lo contrario, y que incluso en algunos vídeos de YT se ve claramente estos casos que son Jirka (culpa del idioma), Montiel (debido a las pocas oportunidades que ha tenido) y Matheus (por la larga lesión que afrontó). Por lo tanto, el club asturiano cuenta con un equipo unido, pero con clavos sueltos que en principio no deberían ser un problema para el equipo, pues intenta mejorar, con éxito, la relación entre jugadores.

Ahora, con entrenador todo cambia, pues el entrenador decide a quien da prioridad y a quien no, y ocurre una cosa, el entrenador tiene clara su formación 4-4-2, pero el Cuco Ziganda no es muy dado a dar minutos en proporción a calidad y esfuerzo, un claro ejemplo de esto son los casos de Pombo, Montiel y Rama; los cuales han demostrado un rendimiento increíble cada vez que entraban como sustitutos. Es cierto que hay motivos que propulsan estos casos: Pombo no tiene el fondo físico para más de 45 minutos; Montiel pierde rápidamente su posición por conseguir el balón, lo que provoca que el equipo quede descuadrado; y Rama apenas ha jugado 15 minutos en 5 partidos, a pesar de tener un buen estado de forma y ser uno de los pilares más importantes del Lugo, por no hablar de su calidad que demostró.

Ahora bien, a nivel de pizarra el preparador tiene clara su estrategia y hay que hablar de un factor más, el miedo. Cuco Ziganda aunque no lo demuestre ansía el Play-off y no le tiene miedo, pues cree firmemente en sus jugadores, pero los jugadores son el caso contrario, de cara a prensa se muestran convencidos de poder jugar el ascenso pero luego no se lo creen, esto se evidencia de 2 maneras: la primera es la relajación durante los partidos que demuestran algunos, y la segunda, es el poco juego individual de los jugadores, lo cual demuestra que no confían en si mismos, lo que provoca que no se crean capaces de ascender. Asimismo, otro ejemplo paradigmático es la excesiva dependencia que parece haber entorno a Borja Bastón, que en todos los partidos recibe balones que podrían ejecutar otros jugadores, pero no hacen por miedo a fallar, por lo que el entrenador tiene que meter en la cabeza de sus pupilos la confianza en uno mismo y que fallar es algo común en el fútbol.

En resumen, el Oviedo es una piña con un par de hojas sueltas pero que demuestra unidad, a pesar de la falta de efectividad y confianza de cada integrante. Cuco hace bien su trabajo, pero aún le faltan cosas por mejorar de cara a los últimos 15 partidos ligueros.

Análisis individual (notas incluidas 0-10):

Femenias parando un balón a la Ponferradina

-Femenias 7: el portero titular indiscutible tiene problemas para acciones básicas, pero es uno de los responsables de que el Oviedo aún sueñe con el ascenso, debido a sus buenos reflejos que ha salvado ‘les fabes’ al equipo asturiano.

Tomeu Nadal en la presentación de su fichaje

-Tomeu Nadal ?: una de las mayores incógnitas del Oviedo, no ha jugado ningún partido (ni siquiera de copa) con la camiseta carbayona, pero se tiene constancia de que ayuda de manera continua al portero titular a mejorar, muchos han pedido durante la presente temporada su debut, pero no se ve posibilidad de que ocurra de aquí al final de la temporada.

Bolaño celebrando un gol señalándose la espalda

-Bolaño (Christian) 5,5: otra incógnita azul, jugó 2 partidos, uno ante el Lugo saliendo desde el banquillo y haciendo una actuación regular, y en otro jugó de titular contra la Ponferradina, donde demostró que sigue en forma y comprometido con el club, pero mucha gente se cuestiona su continuidad, pues parece ser que el jugador cántabro apenas sirve para motivar a sus compañeros (actividad que debería desempeñar el entrenador). Por lo tanto, un jugador competente y totalmente comprometido (cosa que no se duda), pero que no termina de convencer a nadie.

Lucas Ahijado intentando driblar a 2 jugadores de Las Palmas

-Lucas Ahijado 3,5: un jugador que juega casi todos los fines de semana pero que no termina de gustar a la afición, si bien es cierto que el año pasado encantaba, este año parece ser que ha rebajado su popularidad. El jugador da un rendimiento normal, con muchos fallos, pero con una fuerte presión. En resumen, un jugador que quiere y no termina de poder aunque siempre está cerca de lograrlo.

Mossa chutando un balón

-Mossa 5: Otro gran señalado, comenzó la temporada jugando poco e incluso desapareció durante unos cuantos partidos, y tras esos partidos el jugador terminó por darse cuenta de que debía trabajar duro para recuperar su puesto, y así lo hizo, entreno fuertemente y consiguió volver a jugar demostrando de nuevo que es un jugador competente. Pero durante los últimos partidos jugados, ha demostrado de nuevo que si bien su nivel es alto y ha experimentado una mejoría, está un par de escalones por debajo de Cornud e Isaac. En resumen, un jugador que si se compromete puede lograr de nuevo la titularidad, pero tiene que esforzarse hasta recobrar de aquí a cara de fin de temporada.

Carlos Isaac controlando un balón

-Carlos Isaac 7,5: una de las grandes sensaciones de la temporada, el lateral fichado en verano defiende a un gran nivel y genera mucho peligro en banda, sin embargo, en las últimas 4-5 jornadas el jugador no ha mostrado su mejor nivel (pese a su golazo ante el Huesca). Aún así, la afición aún cree en él y tiene crédito de aquí a fin de temporada, luego ya se verá.

Pierre Cornud cortando un ataque rival de Zarfino

-Pierre Cornud 8: Sin duda, uno de los mejores del Oviedo, su juego en banda y buena relación con Borja Sánchez demuestra que es uno de los mejores laterales de la liga y en buena compañía, el jugador puede explotar, no obstante, cuando Borja Sánchez desaparece por cambio, o porque está en otro lugar de la jugada, el francés se queda sin ideas y a veces propicia errores que desembocan en acciones de peligro para el equipo por su posición.

Dani Calvo peleando un balón

-Dani Calvo 7: el jugador, también fichado en verano, defiende de una manera bastante buena, pero en muchas ocasiones se genera él mismo las jugadas de peligro, a pesar de que cuenta con el respeto de los aficionados. Su temporada está siendo destacable, aunque últimamente, seguramente víctima de la presión, está fallando más de lo normal, lo que está propiciando que algunos aficionados pidan la titularidad del recién llegado Tarín. El jugador cuenta con confianza pero la presión de la grada y el tener un firme competidor de su posición, como es Tarín, le puede hacer fallar más de lo normal y terminar con el «no» de Ziganda a su continuidad como indiscutible.

David Costas celebrando una victoria

-David Costas «el kaiser» 9: el defensor se ha consolidado como pieza fundamental del Real Oviedo: pierde pocos balones, juega con confianza, marca muy bien, tiene resistencia, juego aéreo y explosividad en carrera para evitar balones en la espalda. El único error del jugador es su poca visión de juego, hace muchos pases a los laterales, portero y centrocampistas cercanos, pero le falta buscar el pase largo. Resumen, uno de los verdaderos indiscutibles.

Javi Mier rematando un balón contra la Real en Zubieta

-Javi Mier 3,5: No hay mucho que decir, un jugador que el año pasado destacó hasta el punto de ser ascendido al primer equipo para esta temporada, pero en esta campaña está perdido en el campo con el nuevo esquema de Ziganda. De hecho, solo tuvo un partido bueno que fueron 40 minutos ante el Girona en el partido de ida.

Jimmy haciendo un pase entre 3 jugadores de la Real Sociedad

-Jimmy Suárez 6,5: un jugador que parece gustar a Ziganda y que esta temporada está demostrando su calidad, pero le falta terminar de creerse importante para el equipo, lo que le genera presión que desemboca en fallos hasta en la recepción de pases, si se quitase la presión de encima, se convertiría en indispensable y terminaría de desatar su potencial (lo que beneficiaría al Oviedo de cara a fin de temporada).

Viti corriendo tras un balón

-Viti «el espreso de Laviana» 9: Viti tiene el ego de Javi Mier, la calidad de Jimmy, la garra de Obeng y la regularidad, continuidad y ganas de crecer de los jóvenes talentos. El jugador comenzó la temporada con la gente dudando sobre cómo sería su rendimiento durante la temporada y críticas a Ziganda por su culpa, a lo que el jugador calló partido tras partido siendo uno de los más laureados e indispensables para Ziganda, de manera más que merecida.

Montiel driblando a 2 jugadores del Alcorcón

-Montiel 6: el jugador llegó al club como una promesa de la actualidad y su pasotismo a la hora de entrenar y calentar en los partidos destacaba esos aires de grandeza. Esa actitud le llevó a disputar muy pocos minutos, que además no aprovechaba; se acercaba el mercado de invierno y el jugador pedía su vuelta al Rayo Vallecano esgrimiendo a su club original que no se le valoraba, mas fue entonces cuando Rubén Reyes y Ziganda llamaron al club madrileño y en una videollamada entre Rayo, Montiel y Oviedo se le recriminó su actitud y se le aseguró el peso que quería Ziganda que tuviese en la plantilla. A partir de ese toque de atención, el jugador recapacitó y volvió a entrenar al máximo nivel, eso le ha llevado al status que disfruta en la actualidad, jugando 9 de los últimos 12 partidos y con un nivel ascendente, de hecho, este pasado domingo y el anterior fue de lo mejor ante la Real Sociedad B y el Girona. Incluso todo apunta a que podría ser titular de cara al próximo partido contra el Valladolid en casa.

Sangalli controlando un balón entre 3 jugadores de la Ponferradina

-Sangalli 4: Un jugador que gustaba a toda la afición la temporada anterior y que se esfuerza como nadie, pero tras su lesión y ver aumentada LA dificultad para jugar minutos, ha bajado de manera exponencial su nivel, comenzó la temporada entre un 5 y un 6 pero ha descendido hasta un 4 de manera indudable.

Hugo Rama en la presentación de su fichaje

-Hugo Rama ?: el jugador apenas ha podido lucirse con la elástica azulona, solo jugó 15 minutos, 10 de ellos ante el Amorebieta, donde demostró que no se merece estar en el banquillo, sobre todo sabiendo que viene de ser uno de los jugadores más importantes para el Lugo. Aunque con el buen rendimiento de este fin de semana y su buena actitud y entrega en los entrenamientos, podría jugar el partido de este sábado unos 20/30 minutos y tras este compromiso se podría juzgar su rendimiento, antes sería injusto con el resto de sus compañeros.

Luismi peleando un balón contra el Alcorcón

-Luismi 5 : es un jugador muy irregular, aunque bastante polivalente, nada más que argumentar.

Borja Sánchez celebrando una victoria

-Borja Sánchez «el mago» 9: un jugador extraordinario, otro de los grandes del equipo y de la liga, lo único que se le puede reprochar al jugador asturiano, es que comenzó a desconcentrarse en invierno con una posible salida del club carbayon directo a la primera división.

Pombo controlando un balón contra la Real Sociedad

-Pombo «el Tigre» 6: es un jugador bastante extraño, solo parece rendir como revulsivo en el esquema del Real Oviedo, su físico tampoco parece permitirle jugar más de 45 minutos, aunque tiene mucha calidad, le falta juego grupal y luchar los balones una vez los pierde.

Brugman controlando un balón

-Brugman 9,5: indiscutible en el Real Oviedo, esto se vio cuando en diciembre quisieron recuperarlo para el Parma, siempre que juega es uno de los mejores y es de los más aclamados por la afición.

Jirka desesperado en un partido en el Tartiere

-Jirka 4: un gran señalado, comenzó la temporada siendo uno de los favoritos de Ziganda, pero por desgracia, el jugador no ha terminado de explotar ni de demostrar su nivel a pesar de ir con la selección. El jugador no convence a la afición, de hecho, algunos se quejan de que el entrenador le siga dando oportunidades, el jugador se pierde dentro del campo y por mucho que corra y corra no consigue rentabilizarlo, también hay que decir a su favor que pelea todos los balones que puede y pierde.

Matheus regateando a Nicolas Gorosito

-Matheus Aias 6: el jugador brasileño no ha tenido muchas oportunidades, debido a la pareja casi inamovible para Ziganda formada por Bastón y Obeng, y por su lesión. A pesar de todo, cada vez que sale al campo demuestra sus ganas de jugar y triunfar en el Real Oviedo, un jugador que trae los viejos fantasmas de Nahuel Leiva por sus medias bajas, pero que cada vez que juega sube su medida de puntuación, el Real Oviedo espera que termine de explotar y la afición que sea el cambio de Obeng en la titularidad.

Obeng golpeando un balón a la porteria del Alcorcón

-Obeng 7,5: un jugador de calidad y regular, a pesar de eso, siempre da el 100% en el campo y eso se le nota, corre cada balón y no da por perdido nunca ninguno aunque lo vea estar a punto de salir por la línea de fondo, este esfuerzo le ha llevado a meter 5 goles y dar 1 asistencia, es el complemento perfecto para Borja Bastón y es el que corre por el balón en lo que el delantero madrileño consigue llegar al área. Sin ninguna duda, su nota es un aprobado alto, pero su irregularidad hace que baje mucho la nota, si fuese un poco más estable en su juego podría estar tranquilamente entre los indiscutibles de la afición, pero de momento le consuela que es uno de los indiscutibles de Ziganda.

Borja Bastón celebrando una victoria

-Borja Bastón 9,75: uno de los mejores delanteros de toda la liga española tanto en primera como en segunda, desde el primer día evidenció ser el delantero que necesitaba el Oviedo, demostró su calidad y buen fútbol, además de demostrar con méritos qué es un jugador de primera y totalmente comprometido con el club, de hecho, el mismo jugador afirmó que le gustaría permanecer en el equipo un par de años y lograr el ascenso con él. Absolutamente nada se le puede recriminar al delantero madrileño, nadie confió en el, menos el Oviedo, que le vio su potencial y el lo compensó con el mejor fútbol, lo único que le hace bajar su nota de diez es la mala actuación que está teniendo en los últimos dos partidos.

En resumen, el Oviedo tiene calidad, pizarra y ganas, pero lo que más tiene es miedo al éxito. Por otro lado, no es menos cierto que Ziganda debería dar más oportunidades a otros jugadores, pero eso no quita el miedo general de los jugadores a meterse en pelear un ascenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: