Las «águilas blancas» y los «oro azul» se enfrentaron en el Stadion Śląski (Polonia) por un cupo en el Mundial de Qatar 2022. Este duelo ha correspondido a la final de la ruta B de la repesca europea, en donde Polonia se clasificó directamente tras la suspensión de Rusia, mientras que Suecia dejó en el camino a República Checa 5 días atrás.

Las defensas se llevan el protagonismo en Chorzów.

El enfrentamiento entre dos selecciones que suelen recurrir al juego físico, comenzó con muchos cortes y faltas en la mitad del campo debido a tal intensidad. Suecia haciendo alusión a su mala racha como visitante en esta eliminatoria (4 de 5 partidos perdidos) apostó por replegarse organizadamente, dar la pelota a Polonia y contraatacar.

Bajo esas dos posturas, un cabezazo de Lewandowski y un remate cruzado de Forsberg fueron lo más destacado en los primeros 15 minutos de partido. Los dirigidos por Andersson, bajo su típico sistema 4-4-2 lograron aguantar la arremetida polaca para posteriormente hacerse dueños del encuentro. Suecia empezaría a mandar centros llenos de peligro al área rival, siendo estos repudiados con dramatismo por la defensa polaca.

La incapacidad de marcar goles de ambos conjuntos y una falla de la electricidad en el estadio llevarían a que los minutos finales del primer tiempo pasaran desapercibidos por la escasez de oportunidades claras. El defensor Danielson destacaría por su impetuosa y calculada marca sobre Lewandowski, impidiendo que el delantero del Bayern München pudiese pensar claramente tras recibir la esférica.

Polonia alcanza el sueño mundialista.

Recién iniciado el complemento, Krychowiak sería derribado en el área provocando que el juez Orsato decretara penal a favor de Polonia. Desde los 12 pasos Robert Lewandowski engañaría al guardameta con su característica forma de lanzar los penales para poner a su selección en ventaja.

El gol significaría un punto de inflexión para Suecia, pues adoptaría una postura muy ofensiva en la que por poco Forsberg empata en un centro raso que le llegaría con total libertad a las 5 con 50, sin embargo, Szczesny se vistió de héroe con una estirada pronunciada que le permitía sacar el remate que iba con dirección a la red de su arco.

Cuando Suecia más asfixiaba a las «águilas blancas» en su propio arco y daba sensación de acercarse al empate, un mal control de Danielson (figura en la primera parte) era aprovechado por Piotr Zielinski, quien con mucha serenidad estiró la ventaja polaca.

Con la entrada desde el banquillo de Zlatan Ibrahimovic, Suecia se lanzó por completo al ataque en la búsqueda de poder acercarse en el marcador, sin embargo, los polacos no perdería la cabeza y con mucho orden mantendrían la diferencia hasta el pitido final.

Polonia disputará su novena Copa del Mundo, la cita más importante de selecciones en el fútbol no se verá privada del mejor centro delantero de los últimos años, Robert Lewandowski. Por su parte, Suecia deberá esperar otros cuatro años y tal vez esta habrá sido la última oportunidad de Zlatan Ibrahimovic para jugar nuevamente un mundial con su país.

Goles: 1-0, Lewandowski (min 49′). 2-0, Zielinski (min 73′).

Expulsados:

Amonestados: Goralski (Pol). Moder (Pol). Lewandowski (Pol). Isak (Sue). Bielik (Pol). Kulusevski (Sue).

Alineación Polonia: (3-4-2-1) Szczesny – Bielik, Glik, Bednarek – Cash, Goralski, Moder, Bereszynski – Zielinski, Szymanski – Lewandowski.

Cambios: Krychowiak. Buksa.

Alineación Suecia: (4-4-2) Olsen – Krafth, Lindelof, Danielson, Augustinsson – Kulusevski, Karlström, Olsson, Forsberg – Isak, Quaison.

Cambios: Elanga. Svanberg. Ibrahimovic. Karlsson.

Crónica realizada por: Daniel Marín Rios.

Instagram y Twitter: @musxcars21.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: