El 31 de agosto de 2018, el sorteo de la fase de grupos de la UEFA Europa League 2018/19 daría como resultado uno de los partidos más curiosos e interesantes de los últimos años. Los dos equipos más reconocidos del grupo Red Bull se tendrían que enfrentar entre si.

Corría el mes de abril del año 2005 y el Austria Salzburg hacia oficial su vinculación a la empresa de bebidas energéticas, cambiando su nombre a Red Bull Salzburg, además de sus colores y escudo de forma muy similar al logo de la empresa austriaca. A partir de ese entonces, los toros rojos se convertirían en el mejor equipo del país meridiano a Europa central.

Cuatro años después, tras incursionar en Estados Unidos y Brasil, Red Bull decidía comprar la plaza del equipo amateur de la quinta división alemana SSV Markranstädt, creando así al RassenBallsport Leipzig, un club que en 7 años pasaría de quinta a primera división y comenzaría a ser uno de los equipos más competitivos de la Bundesliga.

Ambas escuadras son consideradas como hermanas, pues varios jugadores, entrenadores y directivos han desarrollado sus carreras tanto en el club alemán como en el austriaco. Cabe aclarar que la filosofía de Salzburg y Leipzig consta en usar el espaldarazo financiero de Red Bull (por el que son odiados en sus países de origen) para invertir en la cantera o jugadores jóvenes de su liga, formando plantillas con mucha proyección y no imitando el plan de negocio de otros equipos como Chelsea, PSG o Manchester City.

Sin embargo, el sorteo de la UEL los emparejaría en el grupo B junto a Rosenborg y Celtic, dejando los dos duelos directos como una forma de ganarse el título al mejor equipo del grupo Red Bull.

Salzburg se lleva el primer duelo en la recta final.

Los dos equipos europeos de Red Bull, medían fuerzas el 20 de septiembre de 2018 en el Red Bull Arena de Leipzig. Los austriacos dirigidos por Marco Rose (hoy entrenador del BVB) y los germanos por el hoy técnico del Manchester United Ralf Rangnick (en su momento director deportivo de ambos clubes) ofrecieron un primer duelo a puro gol y sinónimo de su famoso lema «fútbol del mañana».

Con apenas 20 minutos de partido, un desafortunado pase hacia atrás del Leipzig, era capitalizado por el delantero israelí Moanes Dabour, quien vencería al guardameta Mvogo para abrir el marcador. Solo pasarían dos minutos antes de que los austriacos dieran un nuevo golpe, una arremetida por la izquierda de Ulmer derivaba en un pase al centro que era empujado a la red por Haidara (jugador del RB Leipzig en la actualidad).

Ya en el complemento, Konrad Laimer (jugador que ha pasado por ambos clubes) recortaba distancias para Leipzig aprovechando una mala salida del equipo austriaco al borde del área. A ocho para el final, un centro por izquierda de Kevin Kampl era rematado con mucha potencia desde el punto penal por el nueve danés Yussuf Poulsen para decretar lo que parecía el empate final.

No obstante, a un minuto de cumplirse el tiempo regular, una contra del Salzburg a través de una serie de «taquitos» era definida a la perfección por el noruego Fredrik Gulbrandsen para dar la victoria a los de la Bundesliga austriaca.

Gulbrandsen lo hace de nuevo.

Dos meses después, era turno de enfrentarse en el Red Bull Arena de Salzburg, allí los de Rose serían muy superiores a su club hermano, la disposición ofensiva liderada por la velocidad y habilidad de un Hannes Wolf inspirado (posteriormente terminaría fichando por Leipzig), hacia que Dabour y Gulbrandsen pusieran nuevamente en aprietos un club teutón que respondía con una que otra jugada individual de Timo Werner.

Corría el minuto 73 y al igual que en la ida, Ulmer aprovechaba los espacios para entrar en la banda izquierda como una bala en soledad y centrar para que Gulbrandsen marcase el único del partido. Salzburg ganaba el duelo entre equipos de Red Bull y provocaba la sorpresiva eliminación del RB Leipzig en fase de grupos, terminando ellos primeros y en segundo lugar Celtic.

Artículo realizado por: Daniel Marín Rios.

Instagram y Twitter @musxcars21.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: