El West Ham ha recibido en el London Stadium al Manchester City en la penúltima jornada de la Premier League. Los de Guardiola levantan un 2-0 en contra para sacar un punto que obliga al Liverpool al menos a puntuar ante el Southampton. Los hammers se comieron a la defensa cityzen, que tuvo una de las actuaciones más discretas de la temporada. Jarrod Bowen fue una pesadilla con sus desmarques y su pegada. Primero Grealish y luego Coufal tras centro de Mahrez pusieron la igualada.

Un Manchester City sin Ruben Dias a veces se asemeja a un gigante con mandíbula de cristal. Sin ese componente en las filas mancunianas, el West Ham buscaba con todavía mayor fe la batalla del aire. Con Lanzini y Fornals como lanzadores, le generaban las primeras dudas. A los tres minutos, Dawson remataba muy solo. No confiado en el fallo de marca de Zinchenko, no colocaba la testa bien para alivio de Ederson. 

Tras el susto, su equipo equilibraba la situación mediante una serie de posesiones largas. Bernardo Silva, moviéndose tanto en derecha como en izquierda, ejercía de portaestandarte del fútbol líquido ideado por su entrenador. Los hammers replegaban en bloque bajo y dejaban a sus extremos pendientes de Cancelo y Zinchenko. Por ahí veía cierto margen en su ataque los cityzens.

Si algo tiene el West Ham es pegada y que te puede hincar la dentellada con muy poco. Así sucedía en el 24′. Con un balón de fantasía Fornals habilitaba a Bowen. El inglés sorteaba la salida de Ederson y aprovechaba que Laporte no había tirado bien la línea del fuera de juego. El 1-0 dejaba abotargado a los visitantes, que les costaba bastante reaccionar en fase ofensiva.

Diez minutos después del terrible suceso para sus intereses, los skyblues encontraban clarividencia por medio de un voluntarioso Zinchenko. El ucraniano conectaba en el 35´ en dos ocasiones con Gabriel Jesus. La primera se iba ligeramente desviada y en la segunda paraba el tiempo con dos recortes. Zouma, providencial, evitaba el empate en un bloqueo tras tirarse al verde. Sin embargo, quién golpeaba de nuevo era el West Ham. Bowen se colaba en el intervalo entre central y lateral y luego de un pase filtrado de Antonio ajusticiaba a su rival con un envío seco.

Empieza la verdadera partida de ajedrez

El Manchester City empezaba la segunda parte de la mejor manera posible. Grealish empalaba el balón ganado de Rodrigo tras un córner y lo mandaba a guardar. Los de Guardiola ponían el modo asedio en busca de un empate rápido. Las ocasiones se sucedían si bien Fabianski respondía a la perfección. Cuando parecía que estaba estabilizada la situación, siempre llegaba un desliz de la defensa visitante. También azuzado por un Antonio que es el hombre sistema de Moyes.

Bowen y Antonio le perdonaban la vida al City en los minutos 60. El segundo intento, el jamaicano fallaba de forma inexplicable un mano a mano tras dejarle solo Fernandinho. Paradojas del destino, uno de los equipos que mejor defiende el balón parado encajaba el 2-2 de esa forma. Cuando más estéril estaba siendo sus posesiones, el City empataba. Mahrez la ponía desde la izquierda en una falta lateral y Coufal se la colaba en su propia portería.

Las alternativas serían para ambas escuadras en el desenlace del partido. Cuando parecían dominados, los hammers creaban muchísimo peligro. El City, completamente volcado, no especulaba e iba directo a por la victoria. A falta de cinco minutos, Gabriel Jesus se inventaba un penalty. Dawson caía en la trampa pero Fabianski le echaba una mano. El arquero polaco se hacía grande ante Mahrez para negarle la remontada al City.

A pesar del fallo, la balanza seguía caída en la mitad de campo hammer. Agobiados, los de Moyes se defendían con entereza y con unos Dawson y Zouma imperiales. En los instantes finales cargaban el área las torres de Laporte y Rodri. No obstante, la partida de ajedrez acababa en tablas.

Ficha Técnica

West Ham: Fabianski – Coufal, Dawson, Zouma, Cresswell – Declan Rice, Soucek – Fornals, Lanzini, Bowen – Michail Antonio

Manchester City: Ederson – Cancelo, Fernandinho, Laporte, Zinchenko – Rodri, Bernardo Silva, Kevin de Bruyne – Grealish, Gabriel Jesus, Mahrez

Anthony Taylor amonestó a Bowen (min.32′), Coufal (min.58′), Fabianski (60′) y Gabriel Jesus (min.94)

Goles:

1-0 (24′ Bowen)

2-0 (45′ Bowen)

2-1 (49′ Grealish)

2-2 (69′ Coufal p.p)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: